Un bistec jugoso

Puro deleite. Carne vacuna premium de Argentina

Entre Los Andes al Oeste y el Atlántico al Este, se extiende el suelo argentino, en cuyas pampas se cría el ganado vacuno que produce carne de singular calidad. Black Angus y Hereford son razas de ganado vacuno que rinden carne extraordinaria para nuestra marca exclusiva Black Ranch. Los animales se crian en las fértiles pampas argentinas, en un mar extenso de pastos y hierbas silvestres. Esta es la razón para la originalidad y la vigorosa consistencia del inconfundible sabor de nuestra carne vacuna.

Nuestros gerentes de calidad controlan, desde el lugar de los hechos, todas y cada una de las faenas y fases de la producción, desde la selección de los animales, el sacrificio hasta el transporte de la  exportación, manteniendo la constante garantía de alta calidad de nuestra marca exclusiva Black Ranch.

Gracias a las normas higiénicas, sumamente estrictas para la producción de carne argentina, es posible su almacenamiento por un período de cuatro meses. Durante este tiempo, y a temperaturas de almacenamiento y transporte desde -1°C hasta +2°C, la carne madura y está lista para su consumo.

 

Unsere Teilstücke und Schnitte

2. Bife ancho

7. Bife angosto

8. Lomo 3/4 y Lomo 4/5

11. Cuadril y Colita de cuadril (Mamiña)

12. Carne de cuadril, Tapa de cuadril (Picaña)

Este es un fragmento de nuestra oferta. Más informaciones sobre nuestros productos las puede obtener en nuestra área de asociados...

Pura Naturalesa para Black Ranch

En praderas de inmensas extensiones, entre Los Andes y el océano Atlántico, crecen rebaños de ganado vacuno, caminan tranquilamente de un lugar a otro alimentándose de los pastos y hierbas naturales de gran variedad y altamente ricos en nutrientes formando, en conjunto, el alimento ideal para el ganado, sin haber necesidad de usar alimento adicional procesado.

Nuestros ganaderos son sumamente cuidadosos que el rebaño pastee con tranquilidad. El ejercicio moderado para los animales es de suma importancia, pues demasiado ejercicio hace que los animales desarrollen demasiado músculo dificultando así que la carne desarrolle la cantidad de grasa ideal.

La salida libre en grandes extensiones de praderas tiene la ventaja que casi no surgan enfermedades que hagan necesaria la intervención de vacunas y medicamentos químicos.

Selección del rebaño

A las siete y cuarto de la mañana comienza un día importante para Hernán y Ezequiel en Santa Rosa. La selección del ganado para la exportación a Alemania. Hernán y Ezequiel son nuestros gerentes de calidad y controladores en Sudamérica y, desde hace muchos años, los expertos en la elección de vacunos para nuestra importación de carne.

Al rayar la aurora, los expertos se dirigen a los corrales donde al aire matutino los animales están esperando. Con el conocimiento y experiencia adquiridos durante muchos años son seleccionados los mejores ejemplares del rebaño siguiendo criterios muy estrictos. Luego las condiciones son negociadas con los gauchos en forma vehemente y pronta.

Mientras va más amaneciendo, quedan en el cercado ahora los 500 vacunos seleccionados, los que tomarán el camino rumbo a Europa después de haber sido procesados. El fraccionamiento dura varios días, Hernán y su joven colega supervisan cada paso de este proceso. Si una pieza no resulta perfecta no hará el viaje. Así  podemos garantizar siempre nuestros estandares de calidad, especialmente para nuestra marca Premium “Black Ranch”.

Transporte y almacenamiento

En los almacenes del DAT hace un frío congelador. Nos acaba de llegar un contenedor de barco con carne vacuna fresca. Con abrigos gruesos, gorros nórdicos y guantes impermeables al frío, los trabajadores descargan en corto tiempo el recién llegado contenedor con carne vacuna de Argentina o Uruguay. Nuestro maestro en almacenes, controla la calidad, los indicadores y registros de temperatura de la carne recién llegada directamente desde Sudamérica, poco después de haber pagado ya en el puerto los derechos aduaneros y haber pasado el control de un veterinario. Hace muchos años trabajamos con renominadas empresas de expedición que transportan la carne desde Argentina y otros países de Sudamérica hasta nuestros almacenes en contenedores refrigeradores especiales.

Así, Mauricio Tripodi, el gerente del DAT, garantiza que la carne llegue fresca desde los contenedores del barco hasta nuestros almacenes. “Después de todo, sólo el transporte en barco desde países como Argentina hasta Colonia, dura hasta cuatro semanas”. Temperaturas entre  -1°C y + 2°C  mantienen la carne fresca mínimo cuatro meses. Durante el tiempo de transporte la carne sigue madurando y a su llegada está lista para la venta y el consumo. De esta manera la carne se transporta fresca y no ultracongelada a extremas altas temperaturas bajo 0°C , aspecto importante para mantener la calidad del producto y el medio ambiente al mismo tiempo.